• +54 11 5980 8948
  • info@tuaula.com.ar
  • E. Acevedo 24, Ciudad de Buenos Aires, Argentina

Cómo crear contenido para cursos en plataformas virtuales

E-learning: 5 tips para diseñar un curso virtual

diseño de cursos virtules

Constructivismo

Antes de hablar sobre el correcto diseño, es necesario contextualizar cuál es el enfoque base del diseño instruccional. El mismo se basa en la teoría “Constructivista”, busca promover la interacción entre pares sobre la base de conocimientos anteriores, donde la instrucción se convierte en el proceso de dar soporte a la construcción de conocimientos, estimulando el uso de herramientas para la resolución de situaciones reales. El foco está claramente situado en el proceso, más que en el producto, el instructor/docente/formador es un facilitador que promueve el pensamiento reflexivo que emerge de la solución de problemas en contextos relevantes.

Conductismo

También se pone la mirada en la teoría “Conductista”, se intenta lograr la respuesta deseada a través de una cantidad de estímulos que promuevan nuevas habilidades conductualmente observables. Es por esto que el instructor diseña el ambiente de aprendizaje, tratando de que este sea “estimulante” para el aprendizaje.

Cognitivismo

Por último, la teoría “Cognitivista”, pone el foco en transmitir el conocimiento de la manera más efectiva y eficiente, de modo de estimular el aprendiz a usar de la mejor manera las estrategias de aprendizaje: lo importante es lo que el aprendiz hace para procesar la información. Los instructores son responsables de organizar la información de forma óptima, para que ésta pueda ser rápidamente asimilada.
Si bien el diseño instruccional se basa en las tres teorías mencionadas, su principal enfoque y guía es el “Constructivismo”.
A continuación les dejamos: 5 tips para lograr el correcto diseño de un curso virtual.

Reglas de oro para el diseño instruccional: sobrecarga de contenidos es mala palabra.

1. Texto

Legibilidad:

Las pantallas generan dificultad para la lectura, por ello los estudiantes de cursos de e-learning pueden cansarse más rápidamente y su capacidad de concentración ser más limitada. Es por esto que debemos lograr que el material utilizado sea más fácil de leer que el texto en papel, debemos prestar mucha atención a la estructura y al formato de los textos digitales.
Escribir un título claro que explique la idea principal de cada pantalla, por ejemplo “Tres formas en que la tecnología transformará el futuro de los negocios” es más atractivo e intuitivo que “Beneficios”.

Estilo de escritura:

Una de ellas puede ser, “pirámide invertida”, ubicamos la información importante al inicio del texto y de la página, el estudiante puede formarse una idea global del texto a leer. El lenguaje mas apropiado es concreto, activo y personal.

Formato del texto:

Sobre la fuente evitar Serif . Tamaño entre 12-14 puntos, formato dinámico en HTML, una longitud de línea 50-70 caracteres. También se debe tener en cuenta los destacados, contraste, alineamiento, formato del archivo, estilo, enlaces.

2. Imágenes

Puede servir para elevar la motivación, pero ¡cuidado! es importante que la información contenida tenga relevancia y contribuya al proceso de aprendizaje. En la relación texto e imágen, debemos evitar la transmisión del mensaje ambiguo, la imágen debe servir como función descriptiva, organizadora o interpretativa en relación al contenido textual. Por otra parte, la codificación en dos formatos cognitivos ayuda a la memoria.
Los diagramas muestran relaciones cualitativas entre conceptos en metáforas espaciales, sirven para: apoyar la memoria, estructurar y motivar. Ejemplos: eje de tiempo, diagrama de flujo, organigrama, etc.
Las infografías son representaciones visuales de datos complejos. También tenemos los iconos, es un símbolo simple en la interfaz que representa una función o un archivo, permite comunicar conceptos simples, debe ser fácil de recordar.
Si utilizamos videos se debe dar una corta introducción textual sobre su contenido, debe mencionar la duración, tamaño y formato para dar idea de antemano de cuánto tiempo se necesita prestar atención y así poder preparar su entorno para esto.

3. Sonido

Debe permitir que el control del audio lo tenga el estudiante para iniciar, detener, retomar y apagar el sonido como quiera. Ser claro al marcar en forma textual de que se trata el audio es clave, cuál es su finalidad, en qué formato de archivo está y cuál es su duración. Se debe indicar con claridad la existencia de estos audios, se debe tener en cuenta que el usuario debe tener parlantes o auriculares, así como un entorno sin ruido de fondo. Conviene incluir siempre una transcripción escrita para evitar posibles dificultades.

4. Animaciones, son interesantes porque:

  • Muestran procesos dinámicos desde diferentes perspectivas.
  • Muestran procesos que normalmente no se pueden ver, como por ejemplo procesos internos del cuerpo humano.
  • Posibilitan la interacción con el usuario.
  • Dirigen la atención hacia un aspecto en particular.
  • Elevan la motivación: para acentuar la reacción positiva o negativa con respecto a las acciones del usuario, por ejemplo.
  • Advierten cambios del sistema.

Una aplicación especial en donde la animación sí tiene sentido con las infografías interactivas. Las animaciones pueden ayudar a entender las relaciones mostradas en los diagramas y permite elevar la densidad de la información.

5. Simulación, es una forma especial de la animación.

Sirve para que el estudiante aprenda la dinámica del sistema probando y combinando diferentes variables para experimentar el efecto, y tiene la ventaja de ser más económico y evitar los peligros de las situaciones reales. Por ejemplo, aprender cómo manejar una máquina, un vehículo o software.

Conclusión

Cada formato de información tiene sus ventajas y desventajas. Hay que averiguar exactamente qué clase de símbolos y qué formatos de transmisión sirven para expresar mejor los conceptos que queremos que el estudiante integre a su conocimiento.
Debemos preguntarnos siempre cuáles serán las herramientas que apoyan al estudiante en el proceso. Si alguna de ellas no colabora, siempre es mejor evitar que se convierta en un foco de distracción.
Un buen diseño es aquel que está pensado en función de los objetos y de los destinatarios, cuyos componentes se sostienen entre sí para facilitar la interacción con el estudiante y una comunicación realmente eficiente.

Podemos ayudarte

Si quieres saber más sobre el tema, el equipo de Tu Aula Virtual te ayuda a diseñar, crear, gestionar y vender tus cursos de forma on-line.

Licenciada en Administración de Recursos Humanos egresada de la Universidad del Salvador. Diseñadora didáctica instruccional de plataformas e-learning posgrado realizado en la Universidad Tecnológica Nacional.

Seguinos en Redes Sociales

Tu Aula Virtual

Tu Aula Virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *