• +54 11 5980 8948
  • info@tuaula.com.ar
  • E. Acevedo 24, Ciudad de Buenos Aires, Argentina

E-learning: Diseñar un curso virtual ¿por dónde empezar?

Diseñar curso online - ¿por dónde empezar?

E-Learning: La llave para enfrentar los retos que se vienen.

El avance de la pandemia de COVID-19 ha planteado cambios profundos en todos los órdenes de nuestra vida. La educación no es una excepción. En este escenario, debimos adaptarnos a nuevas formas de trabajar, comunicarnos, educarnos y educar. En este nuevo contexto el e-learning es una alternativa que permite capacitar a más gente y, además, habilita mecanismos de aprendizaje continuo, algo fundamental en una era de transformación digital y enormes y vertiginosos cambios. El aislamiento social, preventivo y obligatorio modifica la rutina y ofrece más tiempo para aprovechar las opciones de e-learning y aprender o desarrollar habilidades útiles para el mundo que se viene. En tiempos de crisis la actualización profesional y laboral podría ser la llave para encarar con mejores herramientas las oportunidades que se presentan.  Profesionales, formadores y organizaciones buscan activamente soluciones que permitan repensar sus modelos de formación y ven en las plataformas de e-learning un aliado fundamental. Pero extender la oferta de formación al mundo digital tan repentinamente, significa todo un reto.  

Quiero diseñar mi curso online

A esta altura ya tienes claro que quieres trasladar tus cursos a una plataforma de e-learning, para dictar tus formaciones online. Pero, ¿Por dónde empezar? En el siguiente artículo les brindaremos algunos tips que deberás tener en cuenta para lograr que tu material pueda ser dictado en un entorno virtual, personalizado, dinámico y escalable. Sin perder de vista un paso clave para convertir los contenidos en materiales que tengan una calidad educativa óptima y que resulten adecuados para el desempeño de la formación en cuestión. “El Diseño Didáctico Instruccional”.

Analizá tu audiencia

Analiza a tu audiencia para entender sus necesidades, contexto, motivación e intereses. Cuanta más información obtengas, más podrás personalizar el contenido que les vas a ofrecer en tu programa de formación online. Para empezar, te proponemos que investigues:
Nivel de experiencia: ¿están familiarizados con el material que les presentarás? Si son experimentados y cuentan con una buena base de conocimiento, podrás omitir ciertos conceptos básicos y profundizar en temas más avanzados.
Habilidades tecnológicas: ¿son expertos tecnológicos? ¿Requerirán ser capacitados en el uso de su plataforma o el acceso al curso?
Dispositivos y conectividad: ¿de qué manera accederán al curso? ¿Usarán una computadora, un teléfono o una tableta?

Identificá cuales son las necesidades de capacitación

Todo curso exitoso resulta de una evaluación muy detallada de las necesidades. Por ese motivo resulta clave identificar claramente el “porque” de tu curso. En primer lugar es importante saber que las necesidades percibidas no se convierten automáticamente en necesidades reales de capacitación.  Por eso evaluaciones de competencias, observaciones, encuestas y otras acciones pueden ayudarte a verificarlo. Por ejemplo, charlar con tus clientes y el contacto diario con tu “audiencia meta” será fundamental. El objetivo es ofrecer formación y capacitación cuando tu público lo necesite por eso deberás considerar:

  • ¿Resolverá el curso de e-learning un problema específico? Si es así, ¿cuál problema?
  • ¿Se planea implementar procesos y equipo nuevos en un futuro cercano?
  • ¿Se dan cambios recurrentes en las necesidades del personal que ameritan capacitar de nuevo?
  • ¿Impulsan herramientas, productos y servicios nuevos la necesidad de brindar capacitación?
  • ¿Podría usted ser más competitivo y aprovechar nuevos softwares o métodos?
  • ¿Mejoraría el servicio al cliente tras impartir un curso e-learning?
  • ¿Mejoraría la productividad tras reforzar las normas de calidad?
  • ¿Mejoraría una habilidad específica tras impartir capacitación?

PENSÁ QUÉ TIPO DE CURSO RESPONDE A LA NECESIDAD

Definidos el propósito del curso y el público o audiencia meta, deberás pensar qué tipo de contenido les vas a ofrecer. ¿Es una capacitación para cumplir reglamentos o leyes? ¿Es un programa para incentivar algún tipo de comportamiento o actitud? ¿es un programa de formación para enfrentar retos del contexto?
CUÁNTO contenido tiene a disposición. ¿Cuenta con mucho contenido que requerirá que el curso se extienda? Si usted tiene que cubrir mucha información, procure dividir el curso en módulos pequeños de máximo 20 minutos. También, considere incluir alguna clase de interacción con el fin de mantener al colaborador involucrado.
Analizar estas preguntas antes de desarrollar un curso le brindará un marco sólido sobre el cual construir su curso de e-learning. Logrará desarrollar un producto sólido y con propósito, que satisfará las necesidades de su audiencia meta.

Planificación

Deberás tomarte el tiempo para planificarlo. Considerando todas las actividades y componentes de aprendizaje que serán parte del curso. Para este fin, es fundamental incluir el Modelo de Diseño Didáctico Instruccional para asegurarse de que está cubriendo todas las bases.

Algunos ejemplos de Modelos de Diseño Didáctico Instruccional comunes son:

  • Modelo ADDIE.
  • Principios instruccionales de Merrill.
  • Los nueve eventos instruccionales de Gagné.

Elegido el modelo, se debe pensar en los métodos instruccionales. Los métodos instruccionales más comunes contemplan experiencias prácticas, narraciones e historias, discusiones grupales y evaluaciones autorreflexión. Otros métodos incluyen estudios de casos, pruebas cortas, juegos, escenarios y simulaciones.

Definí cuales serán los metódos de evaluación

Para asegurarse cuales fueron los resultados deberás medirlos. Deberás considerar los tipos de evaluación que incluirá en su curso e-learning. Si su curso trata sobre cumplimiento de reglamentos y requisitos, lo más probable es que deba aplicar un tipo particular de evaluación, como un examen o prueba corta final. Este tipo de evaluación comprobaría el conocimiento adquirido y aseguraría que sus colaboradores cumplan sus objetivos.
O bien, si se trata de un curso e-learning de ventas usted podría considerar usar un método más informal para evaluar, tales como proyectos prácticos.
Otro aspecto importante podría ser medir el impacto del curso. ¿si el curso tiene como fin motivar o modificar ciertas conductas? Por ejemplo, si fuera sobre seguridad, uno de los objetivos podría ser reducir lesiones prevenibles. Medir, comparar y analizar los datos sobre lesiones ayudaría a determinar si la capacitación ha cumplido su objetivo.
Si adapta su método de evaluación a sus objetivos de aprendizaje, será más fácil determinar si usted ha cumplido sus metas.

Podemos ayudarte

Si quieres saber más sobre el tema, el equipo de Tu Aula Virtual te ayuda a diseñar, crear, gestionar y vender tus cursos de forma on-line.

Maria Florencia Bartucci - Diseñadora instruccional -Tu Aula Virtual

Licenciada en Administración de Recursos Humanos egresada de la Universidad del Salvador. Diseñadora didáctica instruccional de plataformas e-learning posgrado realizado en la Universidad Tecnológica Nacional.

Seguinos en Redes Sociales

Tu Aula Virtual

Tu Aula Virtual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *